viernes, 15 de mayo de 2009

Prematuro

Tenemos que encontrarle el costado positivo a lo que vamos a comentar y podría ser que no hubo dolor, prácticamente ni se enteró.
Sí existió desesperación y nerviosismo. La desazón por lo ocurrido todavía persiste en los padres.
Nuevamente el llamado telefónico de la guardería donde llevamos a Santiago, nos puso incómodos, teniendo en cuenta que lo hacen cuando se presenta una situación no deseada o poco favorable para el niño que está siendo cuidado.
A mediadios de esta semana nuestro hijo se encontraba jugando en su salita con el resto de los niños con un juguete de encastre, fabricado con plástico semi duro. En un momento dado él baja la cabeza y, al mismo tiempo, sube el objeto que tenía en sus manos provocándose un golpe seco en su encía. Este golpe no hizo otra cosa que cortar de RAÍZ uno de sus dientes de los denominados temporales o de leche.

(clik para ampliar foto y observar)


Cuando llegamos al lugar de los hechos Santiago seguía jugando como si nada hubiera sucedido, ya que ni siquiera lloró.
Hicimos las consultas pertinentes con una odontopediatra quien nos explicaba que, si bien no es normal, sí es habitual que esto ocurra en los menores. Y en este caso le sucedió al pequeño Santiago.
La solución es colocar un mantenedor de espacio. Estos aparatos, como su nombre lo indica, tienen la función de mantener el espacio para la erupción de la pieza permanente. Estos mantenedores pueden ser fijos o removibles y también pueden cumplir funciones adicionales como serían la estética y la función.
Es importante el uso de esta aparatología ya que se preservará el espacio que ha dejado una pieza temporal perdida.
Falta bastante para que aparezcan los dientes permanentes pero ante esta eventualidad, la ciencia y los avances tecnológicos, nos brindan una solución aunque más no sea temporaria.
Como podrán imaginar su sonrisa se ha modificado por estos días y estamos intentando acostumbrarnos...

miércoles, 6 de mayo de 2009

Y fuimos a la selva....

Aprovechando que llegó a la ciudad una muestra con algunos animales de la selva tropical, nos decidimos y organizamos una excursión familiar al lugar en donde se exhibían estos habitantes de lugares muy distantes de donde vivimos.
Porsupuesto que también era una experiencia nueva para nuestro hijo que jamás había visto animales de esas caracterísitcas y mucho menos, contemplarlos de tan cerca.
A juzgar por las fotografías no la pasó para nada mal y fue más allá, al intentar tocar esos extraños cuerpos que se movían detrás del vidrio o tejido que nos separaban.
Evidentemente estos animales silvestres allí expuestos no lo amedrentaron ni mucho menos.
Damos fé del tamaño de algunas de las serpientes ya que entre los ejemplares se encuentran entre otras especies, víboras pitón, cocodrilos o arañas que habitan el la selva amazónica que con el simple hecho de verlas detrás de un vidrio causan cierto temor e imponen respeto.
Fue una salida distinta a las habituales ya que nos pareció estar en la selva tropical en medio de la ciudad y sin dudas, Santiago lo disfrutó...

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.